English  
   
Proyectos     Prensa     Suscríbete     Contacto
 
 
 
  Human Rabbits
Money to Read
Calle dividida
BUS
Cabeza de toro
Rape Map
Meeting Bowls
Encuentros de ascensor
Coche de ladrillo
Antifaces
Orquesta dispersa
Aduladores
Visita a Seseña
Cm2/h
Sorteo de jamones en un museo
Dinero para leer
A tientas
Careo
Los huevos
Guapo, feo o del montón
Acción contra la guerra
Miligramos/litro
Cabina con dinero
Invasión de besos
Excursión para la tercera edad
Telemadre
Rondonia
Virus Amazonas
Acción en un contenedor
Útero 2000
Videofurgoneta
Atentado navideño
  HUMAN RABBITS
  Melbourne, Australia. 28 de julio de 2017.

 
Imagen en alta resolución


Imagen en alta resolución


Imagen en alta resolución


Imagen en alta resolución


Imagen en alta resolución


Imagen en alta resolución


Imagen en alta resolución

Imagen en alta resolución


Imagen en alta resolución


Imagen en alta resolución


Imagen en alta resolución


Imagen en alta resolución

Imagen en alta resolución

  Cincuenta personas con grandes cabezas de conejo de cartón sobre los hombros invaden el centro de Melbourne. Caminan rápido por las calles y callejones de la ciudad, desperdigados o en manada, se paran de vez en cuando y miran con frecuencia de lado.

En 1859, un colono liberó en Australia doce pares de conejos salvajes que había traído desde Inglaterra para cazar. La abundancia de alimentos, la falta de enemigos naturales y la gran velocidad con la que se reproducían, provocaron una invasión de diez mil millones de conejos medio siglo después. Los intrusos se comían el forraje de los animales nativos y ocupaban sus madrigueras, se extinguieron muchas especies y desaparecieron bosques enteros.

Para luchar contra la plaga se importaron zorros, se construyó una valla que atravesaba todo el país, y a partir de los años 50, se empezó una guerra bacteriológica que finalmente funcionó: se han exterminado más de la mitad de los conejos. La fauna y flora locales, poco a poco, vuelven a regenerarse.

La acción Human Rabbits está pensada específicamente para llevarse a cabo en Australia. En este país el conejo tiene connotaciones negativas de animal invasor y destructor del ecosistema local, pero universalmente el conejo también es un animal simpático y social, una mascota. Estas asociaciones contradictorias, negativas y positivas, hacen reflexionar de manera abierta y con sentido del humor, sobre el concepto de inmigración, de invasión, de grupo y de identidad.

Una acción llevada a cabo para la primera exposición retrospectiva de mmmm... RMIT Gallery, Melbourne, Australia. 2017. Con el apoyo de la Embajada de España en Australia.




 
     
Suscríbete     Contacto